Grupo RIO Laboratorio Clínico / Diagnóstico Médico

Enfermedad inflamatoria pélvica

El ser humano se encuentra expuesto de forma frecuente a la interacción con microorganismos que pueden ocasionarle enfermedad, como bacteria, virus, hongos o parásitos.

En el caso de las mujeres, la exposición a estos agentes patógenos, en especial en la zona genital pueden llegar a provocar la infección de sus órganos reproductivos y por consecuencia una inflamación del bajo vientre o pelvis.

Enfermedad inflamatoria pélvica

Por lo general se produce cuando las bacterias transmitidas sexualmente, tradicionalmente clamidia y gonorrea, se propagan desde la vagina hacia el útero, las trompas de Falopio o los ovarios y producen una infección en estos.

La infección produce una inflamación y movilización del sistema inmune para neutralizar al agente infeccioso y normalmente estas acciones pasan desapercibidas.

Signos y síntomas de la Enfermedad inflamatoria pélvica

Como se comentó anteriormente este padecimiento normalmente no provoca síntomas, sin embrago, en caso de presentarlos se debe poner atención a los siguientes:

  • Dolor en la parte baja del vientre.
  • Fiebre.
  • Flujo vaginal de color y olor anormal.
  • Dolor durante las relaciones sexuales y sangrado posterior a ellas.
  • Dolor o ardor al orinar.

Factores de riesgo de la Enfermedad inflamatoria pélvica

La enfermedad inflamatoria pélvica es ocasionada por infecciones en la zona genital u órganos reproductores por lo que el riego de padecerla aumenta en:

  • Mujeres sexualmente activas.
  • Tener varias parejas sexuales.
  • Tener relaciones con una persona que tiene múltiples parejas sexuales.
  • Tener relaciones sin preservativo.
  • Uso de duchas vaginales.

Métodos de diagnóstico de la Enfermedad inflamatoria pélvica

El médico realiza una historia clínica y exploración para determinar el diagnóstico de enfermedad inflamatoria y puede recurrir a estudios de laboratorio e imagen para confirmar su diagnóstico como:

  • Exudados de vagina y cuello uterino.
  • Ultrasonido pélvico.
  • Tomografía de pelvis
  • Resonancia magnética de pelvis.

Conclusiones

La enfermedad inflamatoria pélvica, es muy común y puede presentarse sin que la mujer se dé cuenta y recuperarse sin necesidad de tratamiento.

Sin embrago, para evitar complicaciones es muy importante una buena salud sexual, es decir, tener relaciones sexuales con el mínimo riesgo posible.

Referencias

https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/pelvic-inflammatory-disease/symptoms-causes/syc-20352594

https://www.plannedparenthood.org/es/temas-de-salud/salud-y-bienestar/enfermedad-pelvica-inflamatoria

https://www.cdc.gov/std/spanish/eip/stdfact-pid-s.htm

https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/000888.htm

https://espanol.womenshealth.gov/a-z-topics/pelvic-inflammatory-disease

Si conoces a alguien que pueda beneficiarse con esta información por favor ayúdanos a compartirla y síguenos en nuestros diferentes canales de comunicación para poder interactuar.

Estimado Cliente

Le comentamos que estamos experimentando fallas en el suministro eléctrico, lo cual puede afectar su experiencia al visitarnos o interactuar con nosotros.

Agradecemos su comprensión, estamos trabajando para solucionarlo a la brevedad.

Esta página web usa cookies para mejorar la experiencia del usuario

DESCARGA EL E-BOOK GUÍA BÁSICA PARA EL CUIDADO DE LA SALUD

COMPÁRTELO...

Compartir en facebook
Compartir en twitter