Grupo RIO Laboratorio Clínico / Diagnóstico Médico

La importancia de los riñones, sus potenciales enfermedades

Los riñones son esenciales para mantener un cuerpo saludable, son los principales responsables de filtrar los productos de desecho, mantienen el pH, sales y minerales en equilibrio, regulan la presión arterial y ayudan a la absorción de calcio, activando la vitamina D.

Debido a todas estas funciones que realizan y su contacto permanente con sustancias tóxicas o de desecho los riñones son susceptibles a presentar diversos problemas.

¿Qué enfermedades puede presentar el riñón?

Pielonefritis: Infección bacteriana que afecta la pelvis renal y puede extenderse desde la vejiga.
• Glomerulonefritis: inflamación de los glomérulos ocasionada por infecciones, uso de algunas drogas o malformaciones congénitas.
• Cálculos renales: formación de piedras a partir de cristales minerales, en algunos casos pueden bloquear el flujo de la orina.
• Enfermedad renal poliquística: trastorno genético que favorece el crecimiento de quistes en los riñones dificultando su función normal.
• Insuficiencia Renal: puede ser Aguda (falla repentina y en ocasiones reversible) o Crónica (perdida parcial y continua de la función).
• Nefropatías: daños ocasionados por hipertensión arterial o diabetes mellitus.
• Cáncer renal: el principal factor de riesgo para desarrollar cáncer de riñón es fumar.

¿Cuáles son los factores de riesgo para desarrollar alguna enfermedad de riñón?

Las personas con mayor riesgo de padecer enfermedad renal son aquellas con antecedentes familiares o que padecen:
• Diabetes Mellitus.
• Hipertensión arterial.
• Enfermedades cardiovasculares
• Antecedentes familiares de enfermedad renal.

Otros factores para considerar son:
• Ser mayor de 60 años.
• Tener obesidad.
• Bajo peso al nacer.
• Uso prolongado de medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (ibuprofeno, Naproxeno).
• Infecciones crónicas de vías urinarias.
• Trastornos autoinmunes.

¿Qué síntomas son sugerentes de enfermedad renal?

• Problemas para dormir. • Cansancio, fatiga y/o debilidad. • Incapacidad para concentrarse. • Piel seca y sensación de picazón. • Aumento o disminución de los eventos de micción. • Dolor o dificultad al orinar. • Disminución del apetito. • Aumento de la sed. • Hinchazón en ojos, manos, abdomen, tobillos y/o pies. • Calambres musculares. • Presencia de sangre en la orina (color rosado obscuro). • Orina espumosa.

¿Pruebas de laboratorio y gabinete para identificar enfermedades renales?

En caso de presentar alguna señal de alerta evidente de enfermedad renal, como el cambio en la coloración de la orina, la formación de espuma, la dificultad y dolor al orinar, es indispensable acudir con el médico para que, en caso necesario, solicite algunas pruebas diagnósticas como:

  • Examen general de orina: Puede ayudar a detectar presencia de bacterias, sangre, exceso de elementos (sales, minerales, proteínas, glucosa) anormales en la orina.
  • Cultivos de orina: para identificar el tipo de infección.
  • Ecografía renal: muestra imágenes anatómicas del riñón (forma, tamaño) y puede revelar presencia de quistes o cálculos.
  • Tomografía computarizada y Resonancia magnética: imágenes con más detalle y resolución.
  • Biopsia renal: Para examinar tejido con sospecha de lesión.

 

De manera cotidiana la realización de estas pruebas puede ayudarle a reconocer con anticipación un problema renal y tratarlo a tiempo:

  • Presión sanguínea: la hipertensión arterial puede dañar los vasos sanguíneos que forman el glomérulo impidiendo su función de filtración.
  • Proteína en orina: en especial la albumina favorece la formación de espuma al orinar y su presencia constante indican un daño potencial.
  • Creatinina en sangre: el riñón se encarga de filtrar la creatinina de l sangre y eliminarla, su presencia en niveles anormales sugiere un daño renal potencial.
  • Tasa de filtración glomerular: es el indicador con mayor sensibilidad y precisión para determinar una potencial falla renal.

Conclusión

A medida que se suman factores de riesgo a nuestra vida, el monitoreo y atención periódica las señales de alerta, así como el buen hábito de realizarse pruebas de laboratorio rutinarias, permitirá la detección a tiempo de enfermedades renales, sin olvidar modificar algunos hábitos para mantener a los riñones saludables.

Referencias

https://www.healthline.com/human-body-maps/kidney#kidney-conditions

https://www.kidney.org/kidneydisease/howkidneyswrk

https://www.webmd.com/kidney-stones/picture-of-the-kidneys#2

https://www.niddk.nih.gov/health-information/kidney-disease/chronic-kidney-disease-ckd/prevention

https://www.healthline.com/health/kidney-disease

Si conoces a alguien que pueda beneficiarse con esta información por favor ayúdanos a compartirla y síguenos en nuestros diferentes canales de comunicación para poder interactuar.

Ovario poliquístico

En ocasiones las mujeres suelen presentar irregularidades en su ciclo menstrual, la mayoría de las veces lo atribuyen tan solo a cuestiones hormonales, sin considerar que puede tratarse de un problema en los ovarios, como el ovario poliquístico. El ovario

Leer más »

Fibroma uterino

El fibroma uterino es el tipo de tumor no cancerosos más común entre las mujeres con edad fértil, crecen en las capas musculares del útero y generalmente no son peligrosos. Fibroma uterino Los fibromas uterinos también son conocidos como leimiomas

Leer más »

Enfermedad inflamatoria pélvica

El ser humano se encuentra expuesto de forma frecuente a la interacción con microorganismos que pueden ocasionarle enfermedad, como bacteria, virus, hongos o parásitos. En el caso de las mujeres, la exposición a estos agentes patógenos, en especial en la

Leer más »

Estimado Cliente

Le comentamos que estamos experimentando fallas en el suministro eléctrico, lo cual puede afectar su experiencia al visitarnos o interactuar con nosotros.

Agradecemos su comprensión, estamos trabajando para solucionarlo a la brevedad.

Esta página web usa cookies para mejorar la experiencia del usuario

DESCARGA EL E-BOOK GUÍA BÁSICA PARA EL CUIDADO DE LA SALUD

COMPÁRTELO...

Compartir en facebook
Compartir en twitter